Nacionales

Arzobispo capitalino pide justicia impere en caso de magistrado acusado de agresión sexual

Redacción web / DEM

miércoles 6, marzo 2019 • 11:05 am

Compartir

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, reiteró que los niños son los que más deben ser protegidos por las leyes salvadoreñas, especialmente en casos relacionados a agresiones sexuales. Particularmente, en el caso del magistrado de la Cámara Tercera de lo Civil, Eduardo Jaime Escalante Díaz, señalado de agresión sexual en menor e incapaz agravada, el sacerdote espera que la justicia impere y se encuentre la verdad.

"Los niños tienen que ser protegidos, con esto no quiero adelantar juicio, lo estoy diciendo en general. Que se investigue y que se obre conforme a la justicia, si la persona es inocente, pues, que se declare inocente y que bien que lo sea, pero si es culpable, que lo diga la justicia. No va a poder solucionarse los problemas sin justicia. La impunidad es un cáncer que doblega los pueblos y que no les permite el desarrollo", señaló Escobar, en una conferencia de prensa, luego de la celebración de la misa de Miércoles de Ceniza.

"Cualquiera sea el que cometa un delito, solo que este es un delito agravado (agresión sexual), por su naturaleza, cada vez la población es más sensible y qué bueno, los niños tienen que ser protegidos. No importa quien lo cometa, puede ser hasta un sacerdote, pero debe investigarse. La iglesia está a favor de la justicia, a favor de la verdad. La iglesia es madre de todos, pero más de los niños, como una madre, se preocupa por los más pequeños", agregó.

Asimismo, el arzobispo recordó que como iglesia abogaron hace unos años para que el delito relacionado a agresión sexual no prescribiera. La anterior legislación indicaba que este tipo de casos tenían vigencia de 20 años.

"Nosotros fuimos quienes abogamos para que se quitara la prescripción sobre ese crimen, porque la ley decía que después de 20 años el que había cometido ese crimen contra los niños ya quedaba libre, eso es injusto, totalmente injusto es una ley que carece de toda legitimidad y lo dijimos. Gracias a Dios la Asamblea quitó la prescripción", recordó.


El magistrado Escalante Díaz ya fue desaforado y su caso ya está en la Cámara Primera de lo Penal de San Salvador. El expediente que ya está en sede del tribunal superior, fue remitido ayer por la Asamblea Legislativa y permitirá al Ministerio Público presentar un requerimiento (acusación) para que se inicie la persecución penal.

El siguiente paso de la Cámara Primera de lo Penal es notificar al fiscal general, Raúl Melara, que ya se tiene en esa sede el proceso para que el titular del Ministerio Público presente el requerimiento por el ilícito señalado.

El pasado 18 de febrero, Escalante fue capturado y llevado a la Asamblea Legislativa, luego de ser denunciado por agresión sexual a una menor de edad; según se expuso en la Asamblea, Escalante habría tocado partes íntimas a la menor.