Arthur vuelve a cometer actos de indisciplina con el cuadro culé al que se desligará la próxima temporada para unirse a la Juventus

Deportes

Arthur da positivo en alcoholemia al sufrir un accidente de tráfico El exjugador del Barcelona y nuevo jugador de la Juventus podría recibir otra sanción aparte, luego de chocar contra un farol en la ciudad catalana

Redacción Deportes

lunes 17, agosto 2020 • 10:53 am

Compartir

 

Al FC Barcelona le crecen los enanos. Por si la crisis desatada tras la humillante eliminación del equipo de la Champions League ante el Bayern de Múnich no fuera suficiente, Arthur Melo vuelve a ser noticia por un incidente extradeportivo, pues ha dado positivo en un control de alcoholemia, según el Diari de Girona, tras sufrir un accidente de tráfico.

 

Cabe recordar que el centrocampista brasileño se declaró en rebeldía y no se presentó a la vuelta al trabajo del equipo tras los días libres que Quique Setién dio a la plantilla a la conclusión de LaLiga, para iniciar la preparación de la 'final a 8' de la Champions que terminó en tragedia para el Barça.

 

Su comportamiento le costó las críticas del presidente Josep María Bartomeu, a quien se le acumulan los problemas y ya confirmó el despido de Setién será la primera medida del club tras firmar la primera temporada en blanco de los últimos 12 años.


 

Pues bien, ahora Arthur ha sido denunciado penalmente esta madrugada por la policía local de Palafrugell después de que diera positivo en un control de alcoholemia, después de sufrir un accidente de tráfico leve, según el citado medio.

 

Este asegura que el futbolista conducía su Ferrari por la mencionada localidad y que en la prueba arrojó una tasa de 0'55 mg / litro de aire expirado, lo que supone un positivo penal ya que supera los 0,50 mg / l.

 

El incidente de Arthur con su coche y el posterior positivo se produjeron sobre las cuatro de la madrugada, en la calle del Corcho de Palafrugell, apunta el diario gerundense, que añade que el vehículo del brasileño tocó la acera y acabó chocando contra una farola, sin que ninguno de los ocupantes resultara herido.