Nacionales

Arrestaron a 77 conductores ebrios en feriado agostino El 4 % de los accidentes de tránsito fueron provocados por personas en estado de ebriedad.

Jaqueline Villeda

lunes 9, agosto 2021 • 4:18 pm

Compartir

El ministro de Gobernación, Juan Carlos Bidegaín Hananía, informó sobre la detención de 77 personas por conducción peligrosa entre el periodo vacacional del 30 de julio y el 8 de agosto.

Con respecto a las detenciones por conducción temeraria, tuvimos 77 detenidos por conducción temeraria”. Juan Carlos  Bidegaín Hananía, ministro de Gobernación.

Dentro del balance final del Plan Vacaciones Seguras Agosto 2021, el ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez, informó que de los 488 accidentes de tránsito reportados, un 4 % aproximadamente 20 hechos, fueron por causa de conducir en estado de ebriedad.

Rodríguez destacó este porcentaje asegurando que en años anteriores, durante el mismo periodo vacacional, la conducción temeraria era de las principales causantes de siniestros viales.

Si nosotros comparamos con otros años, en las vacaciones, los principales motivos siempre han sido el conducir en estado de ebriedad, y el no respetar la velocidad reglamentaria, pues ahora hemos podido reducir esos índices teniendo un resultado favorable”. Romeo Rodríguez,  ministro de Obras Públicas.

La tragedia de El Congo

El sábado 7 de agosto cuatro personas fallecieron en un accidente de tránsito en el kilómetro 44 del municipio de El Congo, Santa Ana.

Preliminarmente se conoció que el vehículo de los fallecidos impactó en la parte trasera de un camión que se encontraba sobre la vía y que no había colocado señalización sobre su presencia en el lugar.

Referente al caso el viceministro de Tránsito, Saúl Castelar, manifestó que al analizar el incidente “se puede ver que, hay un abuso de velocidad” y parece también que “ha habido consumo de bebidas embriagantes de por medio”. 

¿Qué dice el Código Penal?

El artículo 147-E del Código penal señala que los conductores peligrosos serán sancionados con una pena de prisión de uno a tres años, catalogando a un conductor peligroso como aquel que dispute la vía con otros vehículos o realice competencias en vía pública, así como el que conduzca bajo los efectos del alcohol (sobrepasando lo permitido) o las drogas.