Los partidos Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) aún no reciben el pago de la deuda política por parte de Hacienda. No así el partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana) y Nuestro Tiempo.

Política

Arena y FMLN dicen no han recibido la deuda política

Susana Peñate

miércoles 13, octubre 2021 • 3:45 am

Compartir

Los partidos Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) aún no reciben el pago de la deuda política por parte de Hacienda. No así el partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana) y Nuestro Tiempo.

“Nosotros no hemos recibido hasta este momento ni un centavo“, dijo René Portillo Cuadra, de Arena.

La deuda política de Gana fue de unos $2 millones, de los cuales $1.2 millones se usaron para pagar una deuda bancaria. “Lo que a Gana le quedó son alrededor de $800,000 empleados para la sostención del partido este tiempo”, dijo Guillermo Gallegos, de Gana.

La información de la deuda política fue reservada por el Ministerio de Hacienda, pese a que es información oficiosa, lo que fue criticado por legisladores.

“Es tanta la paja que cargan para distribuirla a la gente, pensando que todo mundo se la va a creer. En estos hechos concretos vemos que realmente no es lo que dijeron, no es lo que pregonaron”, dijo el jefe de fracción del FMLN, Jaime Guevara.

Aunque reconoce que por la disminución de votos, la cantidad que recibirían sería mínima, afirmó que “hasta este momento no la hemos conocido”.

John Wright Sol, de Nuestro Tiempo, manifestó que es lamentable la reserva de información oficiosa. Agregó que el partido recibió lo que le corresponde y que ronda los $150,000. “Tenemos la responsabilidad como partido que esa información sea pública”, expuso.

La diputada Claudia Ortiz fue clara en decir que Hacienda está violando la Ley de Acceso a la Información Pública y que el Instituto de Acceso debe emitir una sanción, aunque reconoce que con la actual conformación del ente es difícil que ocurra.