Por tradición, las exportaciones han sido el motor de la economía china./ AFP

Economía

Aranceles impuestos por EE.UU. mermarían el crecimiento chino

AFP

lunes 18, junio 2018 • 12:00 am

Compartir

La guerra comercial sino-estadounidense, relanzada con el anuncio de nuevos aranceles en Estados Unidos a las importaciones de China, amenazan con fragilizar aun más la economía del gigante asiático, que comienza a dar signos de desaceleración.

Los aranceles de 25 % sobre productos por $50,000 millones decretados el viernes por el presidente estadounidense Donald Trump, “amenazan los intereses económicos y la seguridad de China”, reconoció el ministerio de Comercio de este país. Pekín respondió al anuncio de Trump imponiendo aranceles “idénticos” a los impuestos por Estados Unidos, asegurando al pasar que “China no quiere una guerra comercial”.

El enfrentamiento entre las dos primeras potencias económicas se produce cuando la administración china del presidente Xi Jinping intenta controlar la deuda pública, que representa más del 250 % del PIB, lo que ya pesa en el crecimiento económico.

“El conflicto comercial se agrava cuando las dudas sobre las perspectivas económicas de China se refuerzan”, dijo Mark Williams, economista de Capital Economics.

China registró en mayo una desaceleración en la producción industrial y una clara caída de las inversiones y el consumo. Las condiciones de acceso al crédito se hicieron más rígidas. Estos son signos inquietantes para China que intenta ser menos dependiente que en el pasado del comercio exterior.

La expansión de la economía china caería en 2018 a 6.6 % y a 6.4 % en 2019, una desaceleración sensible en relación al 6.9 % de crecimiento de 2017, advirtió en abril el Fondo Monetario Internacional (FMI). “Un alza de los aranceles y barreras no aduaneras podría ensombrecer los mercados, perturbar las cadenas de producción (...) reducir la productividad mundial y la inversión”, dijo.


Pekín anunció el viernes que a partir del 6 de julio, cuando empiecen a regir los aranceles decididos por Trump, impondrá aranceles a productos estadounidenses, incluidos productos agrícolas como la soja, o los coches, por un monto equivalente a $34,000 millones en importaciones.

“Habrá un impacto sobre el crecimiento, en China, en Estados Unidos y en otras partes”, estimó Louis Kuijs, analista de Oxford Economics. “El aumento de la incertidumbre y los riesgos pesará en la confianza de las empresas y la inversión”, agregó.