El huracán Eta azotó Centroamérica en noviembre de 2020. Foto: Archivo/AFP

El Mundo

Aprueban $174,3 millones para mitigar efectos del cambio climático en Centroamérica El Fondo Verde para el Clima erogará los recursos destinados a paliar los efectos del cambio climático en una zona extremadamente vulnerable.

AFP

jueves 7, octubre 2021 • 2:57 pm

Compartir

Un organismo de Naciones Unidas aprobó 174,3 millones de dólares para mitigar los efectos del cambio climático en una larga franja de tierra del llamado Corredor Seco de Centroamérica, informó este jueves una fuente oficial.

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) informó en un comunicado que fue aprobada esa propuesta presentada al Fondo Verde para el Clima (FVC), un organismo de Naciones Unidas creado en 2019 para apoyar a los países en sus esfuerzos por adaptarse al cambio climático.

"Los recursos beneficiarán a 2,4 millones de personas, a través del acceso a asistencia técnica y crédito para la implementación de prácticas de adaptación al cambio climático" en el Corredor Seco, explicó el organismo financiero con sede en Honduras.

El llamado Corredor Seco es una franja de unos 1.600 km de largo y varía de 100 a 400 km de ancho, que se extiende desde el estado de Chiapas, México, hasta el noreste de Costa Rica.

Más de 10 millones de personas habitan en esa zona flagelada por cambios extremos del clima, exceso de lluvias en unos años y prolongadas sequías en otros, que causan inseguridad alimentaria en los más pobres.

El presidente ejecutivo del BCIE, el hondureño Dante Mossi, explicó que la propuesta fue hecha al FVC en el marco de un programa aprobado por el organismo financiero en noviembre de 2020, como respuesta a los efectos de los huracanes Eta e Iota que azotaron a Centroamérica el año pasado.


Eta e Iota dejaron cerca de 200 muertos y daños de miles de millones de dólares sobre todo en Nicaragua, Guatemala y Honduras.

Honduras tras el paso del huracán Eta en noviembre de 2020. Archivo/AFP

Mossi destacó que el programa busca "proveer recursos" a los países centroamericanos para el financiamiento de proyectos "que enfrenten y prevengan los desastres naturales" y ayuden a "adaptarse a los efectos del cambio climático" con medidas de corto, mediano y largo plazo.