Los gobiernos de El Salvador y México firmaron ayer el contrato de donación por un monto de $31 millones. / Cortesía

Economía

Apoyo de México beneficiará a más de 18,000 salvadoreños

Jonathan Pineda

miércoles 2, octubre 2019 • 12:01 am

Compartir

La Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) beneficiará a 18,000 salvadoreños por medio de los proyectos  que financiará por $31 millones.

Este martes, Nelson Fuentes,  ministro de Hacienda, en representación del Gobierno salvadoreño, y Laura Elena Carrillo, directora ejecutiva de la Agencia Mexicana firmaron los contratos de donación anunciados en julio pasado para frenar la migración con destino a Estados Unidos a través de los proyectos Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro.

El Gobierno mexicano asignó $31 millones para dichos proyectos y cada uno tendrá un monto de $15.5 millones. Se destinarán para jóvenes que no estudien ni trabajen (ninis), y personas que se dedican a las actividades agropecuarias.

El acuerdo consiste en “otorgar beneficios a las personas más vulnerables” e incentivarlos para que se apropien  del sistema producto agroforestal.

Los proyectos tienen un enfoque de “capacitar a los jóvenes que no estudien ni trabajen” para que “no lleguen a un trabajo y no se les niegue la oportunidad de ser parte, debido a que no tienen experiencia laboral”, explicó Carolina Recinos, comisionada especial para operaciones del gabinete de Gobierno de El Salvador.

 


Proyectos de cooperación

El proyecto Sembrando Vidas beneficiará a 10,000 personas con $250 por nueve meses,  y está diseñado para que los beneficiarios reciban árboles frutícolas y maderables, así como hortalizas para mejorar sus prácticas productivas en el sector.

En total, son $15.5 millones de los cuales  $1.7 millones son para adquirir insumos agrícolas, $720,000 para  las contrataciones de extensión, $97,200 para acompañamiento técnico y $431,776 en gastos de gestión.

El proyecto Jóvenes Construyendo el Futuro, por su parte, será destinado a 800 jóvenes de 14 a 29 años, que no estudien ni trabajen, para que se integren a procesos de formación para el fortalecimiento del tejido social comunitarios y el desarrollo de actividades.