Política

APES teme que agresiones digitales a periodistas escalen a físicas y asesinatos

Saraí Alas

miércoles 26, agosto 2020 • 4:57 pm

Compartir

La presidenta de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), Angélica Càrcamo, manifestó que como gremial temen que las agresiones digitales que sufren periodistas en redes sociales se conviertan en ataques físicos o asesinatos, debido a que no hay una normativa jurídica que garantice los derechos de los trabajadores de la información.

Cárcamo indicó, a los diputados de la comisión especial que investiga violaciones a la libertad de prensa, el acoso a periodistas y el supuesto uso de recursos públicos para atacar a opositores, que es necesario el estudio y la aprobación de una Ley de Protección Integral para Personas Periodistas.

“Insisto, hay un aumento de casos de vulneraciones a la prensa que ya están dejando muchos casos el plano digital, están pasando al plano físico y es muy preocupante, porque pueden derivar en agresiones físicas e incluso casos de asesinatos y llegar a escenarios como los que tenemos en países vecinos como Guatemala y Honduras”, aseveró la titular de la APES.

La representante del comité de ética de la asociación, Susana Peñate, explicó a los diputados que en los casos de agresiones a profesionales de la información se deben a la intolerancia de las personas porque no están de acuerdo con publicaciones; esto causa “temor" en la persona y pretende "querer intimidar a alguien para que calle”.

Peñate aseguró que las personas pueden expresarse pero no abusar porque causan daños a los periodistas y mina el ejercicio a la libertad de prensa y expresión.


“No queremos censura pero que esas expresiones no traten de intimidar o coartar a la persona, y coarte el derecho democrático a la expresión”, dijo. La APES registra en los últimos tres años 240 vulneraciones a periodistas.

Los diputados de la comisión se comprometieron a proponer que se estudie el anteproyecto de ley para proteger periodistas.

El pasado 8 de julio, la periodista de la revista digital GatoEncerrado, Julia Gavarrete, denunció que su computadora fue hurtada y que esa acción podría estar relacionada a un acto de amedrentamiento debido a recientes publicaciones en su medio que revelaron falta de transparencia en el manejo de la crisis sanitaria.