Un fotoperiodista grabó el momento de la agresión al camarógrafo, ante esto, una agente arrebató el teléfono con el que documentaba la acción.

Nacionales

APES condena agresión a periodistas y pide a PNC y Gobierno investigar el hecho Policía destrozó una videocámara e intentó confiscar un teléfono con el que se grabó el hecho, la APES calificó la acción policial como una restricción al ejercicio periodístico y exige una investigación.

Alexander Pineda

viernes 20, agosto 2021 • 7:32 pm

Compartir

La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) condenó la agresión y retención, por parte de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), a periodistas que realizaban una cobertura en el barrio San Miguelito de San Salvador este viernes.

Un fotoperiodista y un camarógrafo, que cubrían la recuperación de un cadáver en la quebrada El Arenal, en el barrio San Miguelito, San Salvador, fueron retenidos por más de una hora, custodiados por cuatro policías y un militar.

Uno de los policías, detalla la gremial, agredió al camarógrafo dañando su cámara de video, la acción fue grabada por el fotoperiodista con su teléfono celular, por lo que una agente policial le arrebató el teléfono. La agente acusó a los periodistas de haberla agredido por lo que los policías amenazaron con detenerlos.

La videocámara sufrió serios daños producto de la agresión policial.

La impunidad en la que se mantiene y protege a los agresores de periodistas en otros casos recientes amenaza con crear una mayor agresividad y beligerancia policial contra las personas que se dedican al periodismo”. expresó la APES.

Al mismo tiempo recordó que el Centro de Monitoreo de Agresiones a Periodistas registra en lo que va de 2021 171 agresiones, nueve de ellas físicas. En el año 2020 se registraron 125.

La APES señala que al menos 33 agresiones fueron ejecutadas por la PNC. “El lenguaje de odio contra la prensa y los periodistas ha tenido un efecto multiplicador entre los agentes estatales que imitan, en su trato a los periodistas, las agresiones verbales que desde las más altas autoridades se difunden”, agrega la asociación.

La APES exigió a agentes de seguridad pública y funcionarios en general, respeto al trabajo de la prensa y no actuar de manera arbitraria, a la vez, que pidió una investigación interna sobre el hecho de este viernes con el fin de que no quede impune.

Que no quede impune

La Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), también emitió una condena a la agresión policial a periodistas, calificándola como una “acción arbitraria que socava la libertad de prensa”.

FESPAD también instó a las autoridades de la PNC y al Gobierno central a emprender las investigaciones del hecho, deducir responsabilidades y que este no quede impune.

La libertad de prensa, los medios y los periodistas son fundamentales para una sociedad democrática y justa, es deber del Estado prevenir, proteger y procurar justicia para ellos, como para todas las personas”. concluyó FESPAD.