Política

Ambientalistas: propuesta de ley de agua abre la puerta a la privatización

Saraí Alas

lunes 21, junio 2021 • 1:23 pm

Compartir

Representantes del Movimiento de Víctimas, Afectados y Afectadas por el Cambio Climático y Corporaciones (Moviac) objetaron este lunes la propuesta de Ley de Recursos Hídricos enviada por el Órgano Ejecutivo a la Asamblea Legislativa porque a su criterio permite el “uso abusivo” del agua en el país y "abre la puerta" a la privatización.

Ricardo Navarro, presidente del Centro de Tecnología Apropiada (CESTA), señaló que el proyecto de la Presidencia abre las posibilidades a una privatización del recurso hídrico aunque no lo diga expresamente.

Ahí no dice que se va a privatizar el agua pero abre la puerta para que eso se pueda dar: no en la privatización, si no en el uso excesivo del recurso, yo diría abusivo del agua. Dice que la Autoridad Salvadoreña del Agua está autorizada para permitir el uso y aprovechamiento del agua a sectores públicos y privados”. Ricardo Navarro, presidente del CESTA.

Navarro criticó que el presidente de la República, Nayib Bukele, sea el único que nombrará a las personas que conformarán la Autoridad Salvadoreña del Agua (ASA) y que la normativa no tiene enfoque de género para facilitar el acceso a las mujeres.

Según Navarro, para evitar una privatización, se debe crear un Viceministerio del Agua.


La mayoría de organizaciones propone una autónoma, lo propuso la Asamblea anterior y lo proponen varias oenegés. Una autónoma autónoma es vulnerable, depende de los fondos del Estado, proponemos un Viceministerio y un organismo contralor que tenga representantes de todas partes”. Ricardo Navarro, presidente del CESTA.

Así mismo, José Santos Guevara, miembro del Moviac, pidió a la Asamblea Legislativa que la propuesta del Gobierno no se apruebe antes de consultar a especialistas.

Abogamos por que esta propuesta no se apruebe de manera inconsulta. Esta ley debe ser ampliamente discutida y que responda a los intereses de la mayoría”. José Santos Guevara, miembro del Moviac.

 

El proyecto del Gobierno

El pasado 18 de junio, el ministro de Medio Ambiente, Fernando López, entregó al diputado Ernesto Castro, presidente de la Asamblea Legislativa, la propuesta de Ley de Recursos Hídricos del Gobierno.

Nuevas Ideas se comprometió a no privatizar el recurso hídrico en El Salvador y a consultar todos los sectores, incluidas las organizaciones promotoras del derecho al agua y al sector privado.

En dicha propuesta, se le da facultad a la Autoridad Salvadoreña de Agua (ASA) de aprobar las autorizaciones para usar y aprovechar el agua, incluso a privados a cambio de cánones establecidos por la ASA.

La ASA estaría conformada por representantes de una mayoría de ministerios –incluido el Ministerio de Turismo y la Comisión Ejecutiva del Río Lempa CEL–, un representante de universidades y otro de la sociedad civil nombrados por el presidente de la República.

Las autorizaciones a privados durarán hasta 15 años para volúmenes superiores a 473,040 metros cúbicos por año; si es menor, hasta 5 años, renovables. La ley establece sanciones hasta 10,000 salarios mínimos mensuales ($3,040,000).

 

Críticas: "centralizar el lucro"

La organizaciones promotoras del derecho al agua emitieron críticas el fin de semana al proyecto de ley presentado por el Gobierno.

Integrantes de la Alianza Nacional contra la Privatización del agua de la Unión Ecológica Salvadoreña (UNES) mostraron preocupación por el proyecto de "Ley de Recursos Hídricos" presentado por el Gobierno.

Por un parte, la Alianza contra la Privatización señaló que la normativa pretende "centralizar el lucro que se puede obtener del agua sin control y sin auditoría de las poblaciones", críticó que no se cumplen los componentes considerados como "no negociables", sobre la participación ciudadana y el régimen económico y financiero justo y equitativo.

La UNES, por su parte, señaló que retoma varios elementos propuestos por las organizaciones, les preocupa las autorizaciones a privados por 15 años renovables a grandes cantidades de agua. Señaló que debe responder a usos y disponibilidad hídrica, sin determinar una cantidad de agua determinada a autorizar.