almagro-oea Luis Almagro, secretario general de la OEA, no ha detallado el contenido del informe entregado al gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega./EFE

El Mundo

Almagro inicia diálogo con gobierno de Ortega

EFE

lunes 17, octubre 2016 • 12:00 am

Compartir

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha acordado abrir un mecanismo de diálogo con el Gobierno de Nicaragua sobre el proceso electoral, después de entregar a sus autoridades un informe con su valoración sobre la situación política previo a los comicios, informó ayer el organismo continental.

“En relación al proceso político electoral de la República de Nicaragua, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, envió un informe al Gobierno de Nicaragua ponderando los hechos”, señaló la institución en un comunicado.

La Organización de Estados Americanos (OEA) no ha hecho público el informe, que desde hace semanas elaboraba el secretario general y en el que la oposición al gobierno de Daniel Ortega confiaba en que expresara su preocupación sobre las irregularidades que, según esos políticos locales, rodean las elecciones del próximo 6 de noviembre.

Según el comunicado, el gobierno de Nicaragua “recibió el informe con disposición a trabajar en una mesa de conversación e intercambio constructivo con la Secretaría General de la OEA para analizar en forma conjunta los temas relacionados”.

“En función de lo anterior, el Secretario General de la OEA y el Gobierno de Nicaragua implementarán un mecanismo de conversación e intercambio a tales efectos”, concluye la breve nota.

El 6 de noviembre próximo los nicaragüenses elegirán presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano.


El actual proceso electoral se da en medio de una gran tensión debido a que los poderes Judicial, Electoral y Legislativo han anulado al principal grupo opositor.

Contra el “circo electoral”

Cientos de nicaragüenses, algunos disfrazados de payasos, marcharon ayer en Nicaragua contra el “circo electoral”, en referencia a los comicios generales del 6 de noviembre próximo, en los que el presidente, Daniel Ortega, aspira a

su cuarto mandato. Los diferentes grupos opositores de Nicaragua han llamado a una “abstención activa”, que consiste en que la población no solamente se abstenga de participar en las elecciones, sino también exprese por qué lo hace.