Energía del Pacífico (EDP) afina los detalles para solicitar a la Asamblea Legislativa la concesión que le permita construir su planta de gas natural licuado (GNL en Acajutla, Sonsonate, y que empezaría a generar energía en el primer semestre de 2021.

Economía

Alistan solicitud de concesión para planta de gas natural Energía del Pacífico espera que el Ministerio de Obras Públicas presente la solicitud de concesión a la Asamblea Legislativa en septiembre.

Uveli Alemán

sábado 25, agosto 2018 • 12:02 am

Compartir

Energía del Pacífico (EDP) afina los detalles para solicitar a la Asamblea Legislativa la concesión que le permita construir su planta de gas natural licuado (GNL en Acajutla, Sonsonate, y que empezaría a generar energía en el primer semestre de 2021.

La empresa está a la espera de que en las próximas dos semanas la Autoridad Marítima Portuaria (AMP) les entregue el permiso de factibilidad, con lo cual completará todos los trámites locales y preparará el entramado legal de la solicitud de concesión específica, explicó ayer Alejandro Alle, director ejecutivo de EDP.

En mayo pasado, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) entregó a la compañía los permisos ambientales para que construya una línea de transmisión de 44 kilómetros, desde la central térmica de la planta de gas, en Acajutla,  hasta la subestación que la Empresa Transmisora de El Salvador (Etesal) posee en Ahuachapán.

La compañía tenía previsto firmar los contratos de financiamiento con los bancos internacionales en el tercer trimestre de 2018. Ayer, Alle anunció que esta fase se concretará hasta finales del año, “lo cual no nos produce demora porque los accionistas tomaron la decisión de comenzar con la ejecución de los contratos de ingeniería, suministro y construcción”.

Esto implica que EDP ya ordenó a la finlandesa Wärtsilä, encargada de la construcción de la planta, que inicie con la “ingeniería de detalle”. De esta manera, las obras físicas comenzarían entre finales de 2018 y principios de 2019, indicó Sampo Suvisaari, director regional para Latinoamérica y el Caribe de la empresa.


Se retrasa el financiamiento

EDP solicitó a la Corporación Financiera Internacional (IFC, en inglés, parte del Grupo del Banco Mundial) $500 de los $900 millones que invertirán para la construcción de la planta.

La IFC divulgó el 31 de julio, en su página web, la propuesta de financiamiento. Después de publicado, por políticas de la IFC, el proyecto debe estar en la web por 120 días antes de que pase al directorio del banco en la reunión programada para diciembre próximo.

En ese sentido, la compañía espera recibir el aval del congreso salvadoreño en septiembre o principios de octubre para remitir la documentación a los bancos, antes de dicha reunión. “No esperamos que sea una gran demora en la Asamblea”, manifestó Alle.

“Estimamos que la última semana de agosto o la primera de septiembre ya va a estar la factibilidad emitida por la AMP, enviada al Ministerio de Obras Públicas y le da ingreso a la Asamblea (…). El tema de la aprobación de la concesión no vemos que tenga que ser un problema y no nos va a cerrar el cierre financiero”, reiteró el ejecutivo.

EDP tiene hasta el 1 de julio de 2021 para poner en marcha la planta que tendrá una capacidad para producir 378 megavatios (MW), más que los 355 MW acordados en la licitación que promovió en 2013 el Gobierno y las distribuidoras de electricidad a través de DELSUR.

Wärtsilä construirá en Acajutla 19 motores por una capacidad de 18.3 MW cada uno, además de una terminal marítima flotante que almacenará el gas. Ésta se conectará por una tubería submarina de un kilómetro y medio con la infraestructura terrestre.