Deportes

Alfa Karina Arrué: “Quiero enseñarles a mis hijos que luchen por sus sueños” La montañista salvadoreña está a punto de cumplir su sueño de escalar el monte Everest con la finalidad de hacer un hito histórico y poner la bandera de El Salvador en esa cumbre.

Omar Gutiérrez

jueves 25, marzo 2021 • 5:32 pm

Compartir

En el marco del Mes Internacional de la Mujer, Alfa Karina Arrué llegó a Nepal para iniciar su sueño de escalar el monte Everest y ser la primera persona salvadoreña en llegar a la cima, pero primero tendrá el reto de superar los 8 mil 848 metros sobre el nivel del mar y poner la bandera de El Salvador en dicha cumbre.

Arrué dijo en una entrevista para Diario El Mundo que piensa dejar un legado de superación para su descendencia. “La verdad es que todos los problemas de la vida y mis hijos el querer darles un buen ejemplo y quererles demostrar que luchen por sus sueños, ese es mi mayor aliciente, todos han ido conmigo a los volcanes, pero respeto que cada uno siga sus pasiones. Mi hija mayor, Andrea, es apasionada a la música, ella es chelista, ella está tocando al inicio, a los tres les gustan las artes”, expresó la deportista que practicó baloncesto, volleyball y surf.

Con ese primer nombre Alfa que denota “poder o dominio” quiere transmitirlo a otros salvadoreños para que se atrevan a escalar la cumbra como forma de superar los problemas o depresiones como ella lo hizo con su divorcio en 2012 que solucionó utilizando sus pies, equipo y voluntad para escalar los volcanes de Izalco, Santa Ana y el Cerro Verde en 2013.

En 2015 se propuso el reto de llegar a la cumbre de las montañas o volcanes de Centroamérica, luego pasó por México al escalar el volcán Citlaltépetl o Pico de Orizaba de 5 mil 600 metros de altitud; y el volcán Iztaccihuatl. Colombia, Perú y Ecuador fueron sus siguientes destinos, en este último atravesó nueve montañas con un nivel del mar de 5 mil metros, el más alto fue el volcán Chimborazo.

Pero su cumbre más alta ha sido la montaña de Aconcagua de Argentina que tiene una altitud de 6 mil 962 metros sobre el nivel del mar. Esta cumbre donde prueban la resistencia física y aclimatación para su siguiente reto: el monte Everest. Es por eso que el Instituto Nacional de los Deportes (Indes) brindó un apoyo de 5 mil 085 dólares el pasado 17 de marzo, luego Arrué dijo cómo costeó el total de 65 mil dólares de su travesía.


“Los 60 mil dólares restantes yo los puse por un crédito hipotecario que hice de manera personal, es algo que quiero hacer en mi vida y si me quedaba esperando a conseguir apoyo, iban a pasar los años y no lo iba a poder lograr, por eso me decidí a hacer ese préstamo”, dijo Karina Arrué.

Con la inversión del Indes, Alfa tendrá seguro de rescate con el Everest Global Rescue, el visado e ingreso a Nepal, sus pruebas COVID-19, el pago de equipaje extra de dos duffels (maletas tipo bolsa grande de lona) con equipo deportivo, comunicaciones (internet y teléfono satelital), equipo de alta montaña, equipo de grabación, ropa de presentación, refuerzo de grabación y material de revestimiento para su indumentaria deportiva.

La montañista Arrué, quien se graduó en 2002 de la carrera de Ciencias Jurídicas en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas para convertirse en abogada o notaria, es madre de Andrea, Sheida y Badí, a quienes buscará dedicar un triunfo sobre el “Techo del Cielo” el próximo 5 de abril, pero también tiene otros planes, luego de ese hito histórico.

“En el mundo, los Himalayas están los 14 ocho miles que son las montañas más altas del mundo, entonces dependiendo de cómo mi cuerpo responda al Everest, después ojalá que se pueda seguir ese reto”, dijo Alfa Karina, quien ya se encuentra en el aeropuerto de Katmandú, Nepal tras las escalas en Ciudad de Panamá, Brasil y Doha en Arabia Saudita.