Deportes

Alemania está a un paso de la final four de la Liga de Naciones tras vencer a Ucrania El equipo de Löw, liderado por Goretzka y Werner, gana sin problemas y le basta un empate ante España para llegar a la fase decisiva de la Nations League.

Redacción Deportes

sábado 14, noviembre 2020 • 4:12 pm

Compartir

Alemania no dio opción a Ucrania en Leipzig con una victoria solvente y estará en la fase final de la Nations League si no pierde contra España en La Cartuja el próximo martes. El conjunto de Löw imprimió un ritmo infernal desde el arranque del partido imposible de replicar por el combinado centroeuropeo, dedicado muy a su pesar a labores de achique para intentar detener el torrente ofensivo germano.

Aunque Alemania empleó un 3-4-3, no cabe duda de que Löw intenta beber de la fuente del Bayern en esta fase de recambio generacional que atraviesa su equipo. El orden y la paciencia fueron la tónica en la salida de balón para dar paso a una ofensiva sin cuartel cuando pisaba zonas de peligro.

Sin la templanza de Toni Kroos en la sala de máquinas, el carácter caótico e impredecible del ataque germano se acentúa todavía más porque son Werner, Sané y Gnabry los que marcan el tempo con sus desmarques e intercambios constantes de posición. El golazo de Yaremchuk en el minuto 12 tras una concatenación de indecisiones de la zaga local no cambió ni un ápice el guion del choque, dominado de cabo a rabo por Alemania.

En el ecuador del primer tiempo, una pérdida de Ucrania la castigó bien Goretzka, que filtró un balón al espacio para que Sané recortara a un defensa y definiera ante Pyatov (22’). Alemania no quitó el pie del acelerador y siguió merodeando el gol en cada acercamiento. Koch, uno de los centrales, ejerció de improvisado Kimmich sacando el periscopio para encontrar a Goretzka con un gran pase vertical que superó por arriba a la zaga ucrania. El del Bayern, entrando hasta la cocina, controló el balón con una acrobacia espectacular y asistió a Werner para que este solo tuviera que empujar el cuero en boca de gol.

En la segunda parte el partido se abrió todavía más, con una Ucrania desacomplejada que nunca dio su brazo a torcer. Los de Shevchenko avisaron con un disparo a la madera y ahí se puso seria Alemania, que volvió a tomar el control de las pulsaciones. Tras una jugada coral maravillosa, Werner embocó a portería para poner el 3-1 definitivo en el minuto 64’. El intercambio de golpes posterior resultó inocuo y el partido finalizó sin más tantos.