La plaza Divino Salvador del Mundo que antes de la pandemia solía ser lugar de encuentro de jóvenes, lucía vacía ayer. / Francisco Valle

Nacionales

Alcaldía buscará prohibir ventas en plazas y parques El fin es evitar las aglomeraciones que lleven a más contagios de covid-19 en San Salvador.

Iliana Cornejo / Óscar Machón

jueves 27, agosto 2020 • 12:02 am

Compartir

A través de una ordenanza municipal, la alcaldía de San Salvador buscará prohibir que los vendedores ambulantes permanezcan en las plazas y parques capitalinos.

“Eso para evitar aglomeraciones y guardar la seguridad de la gente tanto de vendedores como de los que visitan los parques o llegan a comprar”,  dijo ayer el edil capitalino, Ernesto Muyshondt.

Agregó que todos los vendedores tienen que tener permisos de la alcaldía y deberán estar en los lugares que la alcaldía junto al colectivo de vendedores establezcan.

El alcalde señaló que todos los parques y plazas están cerrados a la población, por el momento, y que anunciarán una calendarización desde el concejo municipal, mismo que someterá a votación la propuesta de prohibir las ventas ambulantes en los lugares de esparcimiento.

El lunes hubo una presencia tímida de capitalinos en las plazas del centro, sin embargo, el día dos de la reapertura fueron abarrotadas.

Ayer, nuevamente las plazas del centro volvieron a tener cinta amarilla y la FAES las custodiaba. / Diego García


Las personas que buscaban permanecer en las bancas de los parques fueron retiradas por elementos del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) y ayer, las plazas volvieron a tener cinta amarilla, para evitar el paso; además eran resguardadas por oficiales de la Fuerza Armada.

Diario El Mundo constató que la cinta amarilla que evitaba el paso en las Fuentes Bethoveen, en la colonia Escalón, había sido cortada; ayer en la tarde unas parejas estaban en el lugar, que pronto huyeron de la lluvia.

Ayer, el alcalde Muyshondt dijo que mientras siguen cerradas las plazas harán adecuaciones como colocación de lavamanos móviles y dispensadores de alcohol gel, que estarán disponibles a las personas, cuando los lugares de esparcimiento vuelvan a abrirse.