Editorial

viernes 1, marzo 2019 • 12:00 am

Al TPS hay que buscarle solución permanente

Compartir

Una decisión judicial suspendió la cancelación del Estatus de Protección Temporal (TPS) para los salvadoreños y beneficiarios de otras tres nacionalidades en Estados Unidos, pero es eso, una solución temporal.

El Gobierno saliente fue incapaz de tramitar una solución permanente a la situación de nuestros migrantes y su errática política exterior, alineada con las dictaduras del Socialismo del Siglo XXI afectaron la imagen de El Salvador como un aliado confiable para los Estados Unidos.

El presidente electo, Nayib Bukele, que ha dicho que entre sus prioridades está reforzar las relaciones con los Estados Unidos, tiene la oportunidad de abogar por nuestros migrantes y encontrarle una solución a su incertidumbre, algo bueno para los salvadoreños de aquí y de allá.

La extensión del TPS llegará apenas al  2 de enero de 2020, es decir, solo los primeros seis meses del mandato de Bukele. Unos 195,000 compatriotas gozan de este beneficio pero hay que recordar que estos salvadoreños tienen hijos que también se ven afectados por cualquier medida.

La próxima administración debe enfocar sus esfuerzos en la protección de nuestros migrantes y  en gestiones apropiadas para lograr los mayores beneficios para todos.