Hacienda anunció que las negociaciones con el FMI estaban en marcha el pasado 4 de abril.

Economía

Ajuste fiscal debe rondar el 5.7 % del PIB, según Fusades El Salvador negocia con el FMI un acuerdo desde el mes pasado y sobre la mesa está un ajuste del 4 %.

Redacción DEM

viernes 14, mayo 2021 • 5:30 am

Compartir

El Salvador negocia desde el mes pasado un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), un tema vital para el futuro de la economía del que se conoce parte de una propuesta de ajuste fiscal del 4 % con relación al Producto Interno Bruto (PIB).

Según un análisis de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), para estabilizar el ratio de la deuda pública del país el ajuste debería alcanzar el 5.7 % del PIB, 1.7 puntos porcentuales más de lo previsto.

Un acuerdo de ese tamaño se traduce en $1,460 millones, una cifra que se estima requeriría de “un fuerte aumento de impuestos, y/o, una gran reducción del gasto público”.

Fusades divulgó ayer su análisis económico “Elementos para considerar frente a un acuerdo entre el FMI y el Gobierno de El Salvador” en el que hace una valoración sobre las claves de un acuerdo con el FMI y de las cifras de endeudamiento.

Al cierre del año pasado, el ratio de deuda pública local cerró en el 89.9 % del PIB y mostró un crecimiento del PIB nominal del 4 %, además de una tasa de interés de 6.25 %.

“Si no se hace ninguna reforma por el lado de los ingresos y se deja el sistema tributario tal cual quienes pagarán serán los más pobres”. Ricardo Castaneda, economista del Icefi


Rommel Rodríguez, economista de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), dijo ayer en un foro organizado por Fespad que pese a que hay cerca de un mes de conversaciones es poco lo que se conoce públicamente de las negociaciones en marcha.

Sin embargo, el especialista en macroeconomía y desarrollo cree que el acuerdo con el FMI presenta la novedad de que por primera vez esta gestión del Ministerio de Hacienda tendrá un plan de trabajo ligado a metas y resultados específicos.

Por su parte, Ricardo Castaneda, economista senior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), consideró que las medidas derivadas el acuerdo generarán impactos en la economía y destacó que, por ejemplo, un hipotético ajuste al Impuesto al Valor Agregado (IVA) puede afectar severamente a las personas con menos ingresos.

“Desde el Icefi hemos insistido que no se debe aumentar el IVA. Un aumento del IVA del

13 % (actual) al 15 % haría que 155,000 personas que no están en condición de pobreza caigan en ella”, adviertió el economista sobre un escenario como ese.

Si bien el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, reiteró que este impuesto no es parte de la negociación, existen temores de que las pláticas con el Fondo tomen ese camino ante la necesidad de un ajuste severo.

Castaneda agregó que se tienen estudios sobre cómo los imuestos tendrían impactos en el propio crecimiento económico y que en ese sentido hay opciones para hacer ajustes sin impactar a las familias de menos ingresos.

Fusades recalca que es necesario incrementar los ingresos estatales y sentencia que “en la medida que aumentan los ingresos del gobierno, mejora el balance primario y, por tanto, se avanza en la dirección correcta para revertir la tendencia creciente de la deuda pública”.

“El acuerdo con el FMI presentaba la novedad de que por primera vez este Ministerio estará ligado a metas y resultados específicos”. Rommel Rodríguez, economista de Funde

La entidad destacó que por ahora se sabe que Hacienda busca mejorar sus ingresos a partir de profundizar en sus planes antievasión y anticontrabando que se espera aumenten la recaudación en $450 millones.

Asimismo, se maneja la posibilidad de la mplementación de la factura electrónica, la  modificación del capítulo de precios de transferencia del código tributario, entre otros.

Tanto Castaneda, como Rodríguez creen que un tema no asociado con estos planes es el clima politico acentuado desde la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional y del fiscal general, los que pueden mandar un mensaje negativo a los inversionistas sobre el compromiso por el respeto de la institucionalidad y la democracia.

 

Cuatro claves del ajuste

Fusades advierte que aunque el presupuesto actual identifica un déficit de $1,605 millones, por omisiones en gastos y sobre estimaciones en ingresos, el déficit se aproximaría a $2,346 millones cifra que pone más presión.

 

  1. Metas de corto plazo

El acuerdo debe asegurar la definición de un0a estrategia macrofiscal de mediano plazo y la actualización de la Ley de Responsabilidad Fiscal.

 

  1. Gasto público

La política ha sido expansiva y con la pandemia se incrementaron gastos no relacionados con la pandemia y hay obligación de regularlo.

 

  1. Restructuración

En 2020 el país pagó $1,086.3 millones solo en eintereses, el 19.2 % de los ingresos corrientes. Este escenario hace urgente reestructurar la deuda.

 

  1. Reservas

Fusades también recomienda evaluar técincamente un alza a las reservas de la banca hasta el 15 % para mantener la estabilidad de la banca.