El Ministerio de Salud (Minsal) advirtió sobre la facilidad que tienen los niños para adquirir productos pirotécnicos en puestos de pólvora, cuyo comercio se encuentran prohibido de acuerdo a la Ley Especial para la Regulación y Control de Actividades Relativas a la Pirotecnía.

Nacionales

Advierten pólvora prohibida es vendida solo a menores

Blanca Archila

jueves 21, diciembre 2017 • 12:02 am

Compartir

El Ministerio de Salud (Minsal) advirtió sobre la facilidad que tienen los niños para adquirir productos pirotécnicos en puestos de pólvora, cuyo comercio se encuentran prohibido de acuerdo a la Ley Especial para la Regulación y Control de Actividades Relativas a la Pirotecnía.

El viceministro de Políticas de Salud, Eduardo Espinoza, reveló que dueños de puestos del parque Centenario vendieron pólvora prohibida a niños, sin embargo cuando los adultos intentaron comprarla les fue negada por los comerciantes.

“Nosotros mandamos a varios compañeros del Ministerio de Salud a puestos de pólvora en el parque Centenario para que compraran productos prohibidos. A los compañeros adultos que enviamos no les quisieron vender la pólvora; sin embargo, cuando enviamos a unos niños, a los niños sí les vendieron pólvora prohibida”, expuso el funcionario.

También, reveló que entre el 1 de noviembre y el 19 de diciembre se registraron 36 quemados con pólvora, de los cuales 20 son menores de edad. La gravedad de las quemaduras también aumentó este año porque 17 de los casos son lesiones muy graves, que ameritan hospitalización.

Ante esto, la Comisión Intersectorial de Salud, (Cisalud) manifestó la preocupación por el incremento de víctimas; sobre todo, porque se trata de niños.

La directora ejecutiva del Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (Conna) Zaira Navas, explicó que han recibido nueve casos de menores con lesiones muy graves en extremidades, el rostro y órganos genitales; entre ellos un niño de Cabañas de cuatro años, que perdió uno de los dedos de su mano,  y uno en Cuscatlán, de 10 años, que sufrió quemaduras en su cara y muslo.


Navas explicó que es difícil proteger a los niños, porque todavía existe un libre comercio de estos productos, en tiendas de las colonias e incluso en las calles sin ninguna regulación, pese a que existe una ley que los prohíbe.

“La investigación es compleja porque en algunos casos los niños no adquirieron los productos por los padres, sino que los compraron en cualquier lugar porque hay libre acceso y  venta”, explicó.

Por su parte, Patricia de Calderón, encargada del área de niños quemados del Hospital de niños Benjamín Bloom, dijo que el nosocomio ha atendido a 18 niños en la época navideña, por lo que pidió a los padres no comprar pirotécnicos a los menores.