Ayer fueron acusados en un juzgado especializado, la audiencia será mañana a las 2:00 p.m. / DEM

Nacionales

Acusan pandilleros que extorsionaban en La Tiendona

Juan Carlos Vásquez

jueves 8, noviembre 2018 • 12:00 am

Compartir

En el Juzgado Especializado de Instrucción “C” fueron acusados ayer 49 integrantes de la clica Concepciones Locos de la pandilla 18 que según la Fiscalía es dirigida por Marlon Orlando Salvador Ramírez, alias “Psyco” y quien tenía el control de las extorsiones en el mercado La Tiendona.

En las indagaciones que fiscales y policías antiextorsiones han realizado detectaron que Ramírez pudo haber llegado a percibir hasta $150 mil mensuales en concepto de extorsiones.

Uno de los fiscales del caso informó que la solicitud de imposición de medidas se presentó contra 11 imputados que fueron capturados en la operación transnacional que fue ejecutada entre la noche del lunes y la mañana del martes. También fueron acusados 16 imputados que ya están guardando detención en diversos centros penales y 22 que no fueron localizados para ser detenidos con las órdenes administrativas que se giraron.

“Ahorita van cuatro personas que tenían liderazgo dentro de la estructura de la ala revolucionaria” mencionó el representante del Ministerio Público. Además de “Psyco”, los otros cabecillas procesados son: Isaac Samael Bonilla, alias, “Crazy”; Deivy Alexander Mejía Pineda y Jeffrey Antonio Castro.

Dice la Fiscalía que la estructura extorsionaba vía telefónica y personalmente a sus víctimas, los encargados de recolectar el dinero eran los pandilleros activos de la agrupación que ocupaban el nivel más bajo dentro de la estructura jerárquica.

Una vez el dinero de la extorsión era recolectado los cabecillas se encargaban de distribuirlo entre los pandillero que estaban en libertad y los que estaban en prisión; el dinero para los que estaban en detención lo hacían llegar a través de sus familiares cada 15 días.


Las indagaciones determinan que eran cuatro modalidades de extorsión: semanalmente cobraban $20 a cada uno de los puestos de La Tiendona pero cuando un miembro de la pandilla era capturado, las víctimas debían pagar una segunda renta; los cabecillas, cuando se les antojaba, pedían una tercera extorsión y la cuarta era una cuota en la época navideña y se las exigían en concepto de aguinaldo, así lo explicó ayer la Fiscalía General de la República.