Los acusados en San Miguel fueron capturados por extorsión. / Cortesía Fiscalía

Nacionales

Acusados de asesinar pasajero deberán seguir en prisión

Juan Carlos Vásquez

viernes 1, mayo 2020 • 12:01 am

Compartir

El Juzgado de Paz de Ciudad Delgado ordenó que cinco procesados por el homicidio de un pasajero en la ruta 117, que hace su recorrido de Aguilares a San Salvador, sigan en prisión.

Los acusados son Orlando de la Cruz Castillo, Marvin Colato Ventura, José Aurora González, los tres son señalados como los supuestos autores directos del crimen; también les atribuyen el delito de tenencia ilegal de arma de fuego.

En la audiencia inicial realizada ayer, también fueron procesadas Isela Bonilla Álvarez y Marta López Zamora, señaladas de agrupaciones ilícitas.

Según la acusación del Ministerio Público, los integrantes de la pandilla abordaron la unidad de transporte el pasado lunes 27 de abril y cometieron el homicidio a inmediaciones del kilómetro diez, de la carretera Troncal del Norte, en la jurisdicción de Ciudad Delgado.

La víctima que trabajaba como vigilante de seguridad privada fue identificado como Salvador Cardoza Sánchez, de 52 años y supuestamente los pandilleros lo asesinaron para robarle el arma de fuego que portaba.

Luego del homicidio agentes policiales buscaron a los sospechosos en la zona con la información que aportaron testigos, varias personas proporcionaron detalles de como andaban vestidos y sus caractaríticas personales.


En el plan de búsqueda e intercambio de información entre unidades policiales, ubicaron a los presuntos responsables en el Barrio Concepción de San Salvador donde se habían refugiado.

Mientras que en el Juzgado Especializado de Instrucción, envió a prisión a 15 miembros de pandilla por los delitos de organizaciones terroristas y extorsión agravada.

La oficina fiscal de San Miguel les giró las órdenes de captura al culminar la fase de investigación tras denuncias que habían por extorsiones.

Entre las víctimas están “Clave Danubio” , “Alejandro”, “Limón tres” y empleados de empleados de empresas repartidoras de mercadería.

Las víctimas denunciaron que los pandilleros los tenían amenazados con atentar en su contra si no pagaban la renta semanal.