Foto: Diego García./DEM

Nacionales

Acusado de asesinar a su novia remitido a juzgado de Mejicanos Según la Fiscalía, Otero Turcios, es celoso y controlador, ya que en 40 días le detectaron 803 llamadas de teléfono que le hizo a la víctima.

Juan Carlos Vásquez

viernes 11, mayo 2018 • 3:59 pm

Compartir

Por el feminicidio agravado de su novia Graciela Eugenia Chávez Ramírez, fue acusado en el Juzgado 2o. de Paz de Mejicanos, José Héctor Otero Turcios, Ángel de Jesús Henríquez Monge, también remitido por el mismo ilícito.

En el requerimiento presentado, la Fiscalía ha incorporado abundantes elementos de prueba que va desde testimonios, pericias científicas y tecnológicas que incriminan a los imputados en ese hecho ocurrido aproximadamente a las 11:30 de la noche, del 12 de febrero de 2017.

Se detalla que Otero Turcios y su novia tuvieron una fuerte discusión, hora y media antes los habían visto departiendo en las cercanías de la colonia Jardines de la Zacamil, en Mejicanos, lugar donde residía la víctima.

Según testigos el pleito entre la pareja se extendió por más de media hora, incluso, Chávez Ramírez, llamó al 911 para pedir auxilio, pero nunca llegaron, los mismos vecinos también reportaron al sistema de emergencia la agresión que estaba sufriendo la víctima y tampoco tuvo eco en las autoridades policiales.

Al menos cuatro llamadas hicieron los vecinos al 911 tras escuchar que el imputado estaba agrediendo a su novia quien le decía: “por favor no sigas….te amo”, al final Otero, le asestó 56 cuchilladas y lanzó el arma al techo de una casa vecina.

Ese cuchillo fue encontrado por los investigados y es parte de la prueba irrefutable ya que detectaron sangre de la víctima y huellas del imputado.


Otro elemento probatorio en el medio tecnológico consistente en activación de antenas que ubican en el lugar de la escena y a la misma hora del hecho los teléfonos de la víctima y del imputado.

El 13 de febrero cuando investigadores le incautaron el teléfono a Otero Turcios, verificaron que tenía el chip de Chávez Ramírez y que se lo había instalado después de su muerte, lo cual hace pensar que lo sustrajo antes de ir a lanzar el cadáver a una zona verde cercana al lugar del hecho con supuestamente ayuda de su hermanastro, Ángel de Jesús Henríquez Monge.

El Ministerio Público dice tener un caso fuerte y bien fundamentado con pesquisas que determinan el momento en el cual el acusado comenzó a agredir a su novia ya que según la autopsia, presentaba golpes y las 56 lesiones producidas con un cuchillo.

La víctima fue sometida por el acusado quien la habría lanzado sobre una plancha de cemento para apuñalarla para luego irse a su casa y después regresar con una sábana junto a su hermano de crianza quien supuestamente le ayudó a mover el cadáver hacia la zona verde donde fue encontrado el 13 de febrero.