Jocelyn Milena Abarca Juárez no podía tener amigos y tampoco disponía de su salario, ya que su compañero de vida, Ronald Atilio Urbina Velásquez, no se lo permitía y la tenía completamente sometida, según se expuso ayer en la vista pública que inició el Juzgado Especializado de Sentencia de la Mujer de San Salvador.

Nacionales

Acusado de asesinar a Jocelyn Abarca le quitaba su salario

Juan Carlos Vásquez

sábado 1, agosto 2020 • 12:01 am

Compartir

Jocelyn Milena Abarca Juárez no podía tener amigos y tampoco disponía de su salario, ya que su compañero de vida, Ronald Atilio Urbina Velásquez, no se lo permitía y la tenía completamente sometida, según se expuso ayer en la vista pública que inició el Juzgado Especializado de Sentencia de la Mujer de San Salvador.

La madre de la joven, quien rindió ayer su testimonio, dijo que Urbina Velásquez le quitaba el salario a su hija, que mientras estaba en el trabajo Jocelyn estaba amenazada para estarle llamando por teléfono todos los días.

Lo que supuestamente habría desencadenado el feminicidio fue que la joven se fue con una amigas al Paseo El Carmen y eso enfureció al imputado quien le dijo a su suegra: “me la hizo la Jocelyn ahora”.

En el juicio que comenzó ayer, el Ministerio Público presentó varias testigos que junto a una serie de pruebas busca que Urbina Velásquez, sea condenado a la pena máxima de 50 años por el feminicidio agravado.

A raíz de las medidas sanitarias por la pandemia de covid-19 el imputado no fue trasladado, pero sigue el juicio de forma virtual desde el centro penal de Mariona, donde está recluido.

Abarca Juárez fue reportada como desaparecida el 4 de julio de 2018, ya que parientes y amigos denunciaron que no localizaban, no contestaba llamada, y sólo respondía a mensajes por WhatsApp.


Fue hasta el 6 de julio que en la 17a. Avenida Sur de San Salvador, que Fiscalía y Medicina Legal renocieron un cadáver desmembrado, y una prueba de ADN confirmó que se trataba de la joven.  Los testimonios más prueba científica y pericial son analizados en la vista pública en la que la jueza determinará si condena o absuelve al imputado.