El reto de Nayib Bukele es conseguir respaldo en la Asamblea. / DEM

Economía

Acuerdos fiscales, uno de los desafíos de Bukele Obtener respaldo político en la Asamblea será uno de sus retos, afirmaron analistas.

Maryelos Cea

jueves 2, mayo 2019 • 12:01 am

Compartir

Lograr acuerdos fiscales será uno de los desafíos de la administración de Nayib Bukele, quien este 1 de junio asumirá el Ejecutivo, indicaron analistas consultados por Diario El Mundo.

Ricardo Castaneda, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), afirmó que la respuesta a los desafíos financieros del país están en el plan de Gobierno de Bukele: un pacto fiscal. La pregunta es, añadió, si el presidente electo logrará obtener respaldo en una Asamblea Legislativa donde su partido, Gana, no es mayoría.

Castaneda indicó que Bukele encontrará tres desafíos: el pago de compromisos financieros, pues solo en su quinquenio deben desembolsarse $4,000 millones en servicio de deuda; cumplir con la Ley de Responsabilidad Fiscal, cuyas primeras metas están para 2021; y honrar las promesas de su Plan Cuscatlán. “El Plan Cuscatlán requiere de más financiamiento y al próximo Gobierno le supera la capacidad financiera que tiene para resolver los problemas”, indicó Castaneda. “La prioridad para el nuevo Gobierno, con una minoría en la Asamblea Legislativa, es sentar las bases para un acuerdo nacional”, señaló.

Rommel Rodríguez, de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), también señaló como un reto la poca presencia de GANA en la Asamblea. Rodríguez consideró que el Plan Cuscatlán busca una administración tributaria similar a la de economías avanzadas, pero “habrá que ver si la población y los diputados están dispuestos a aprobarlas después de cuatro reformas tributarias en los últimos 10 años que sirvieron para financiar actos de corrupción”, indicó. “Esto no deslegitima la propuesta del Plan Cuscatlán (…), pero falta ver si pasan el filtro de la Asamblea”, insistió.

Por el lado del gasto, continuó, “hay mucha palabrería, CCIES (comisión anticorrupción) y demás, pero se desconoce oportunamente cómo se hará para racionalizar los gastos y que los nuevos funcionarios se adecuen a lo que establece el presupuesto y no haya sobresueldos”.