Escena

Actor de ¿Y dónde están las rubias? asegura que alto ejecutivo tocó sus partes íntimas

AFP

jueves 9, noviembre 2017 • 2:06 pm

Compartir

Terry Crews aseguró que un ejecutivo tocó sus partes íntimas, Ben Affleck admitió conducta "inapropiada", Rob Schneider recordó el acoso sexual de un director: mientras nuevas historias alimentan el escándalo de Harvey Weinstein, Hollywood muestra que no fue un caso aislado.

El célebre productor de Hollywood, hoy con 65 años, es señalado de haber acosado sexualmente a actrices jóvenes, modelos y empleadas desde los años 1990. Tres lo acusan de violación.

Y nuevas historias salen a la luz cada día.

El actor Terry Crews aseguró que un alto ejecutivo le tocó sus partes íntimas y que pensó en "patear su trasero" pero se contuvo por las consecuencias que podía tener. "Lo dejé pasar y entiendo por qué muchas mujeres lo dejaron pasar".

Affleck se disculpó con la actriz Hillarie Burton porque en 2003, cuando era animadora de un programa en MTV, le tocó los pechos.


Poco antes el actor -cuyo hermano Casey estuvo involucrado en otro caso de acoso- escribió que la conducta de Weinstein lo hizo sentir "enfermo".

Para Schneider, el escándalo Weinstein es la "punta del iceberg". En un video a TMZ dijo que "no hay una actriz que no tenga una historia de este tipo" y que cuando era joven un director famoso, que ya murió, lo acosó sexualmente.

La modelo y actriz Cara Delevingne reveló este miércoles cómo el magnate trató de besarla durante una reunión sobre un filme en el que aspiraba un papel en un cuarto de hotel.

La lista de actrices que aseguran haber sido objeto de insinuaciones sexuales del poderoso productor, a menudo en habitaciones de hotel, incluyen a Mira Sorvino, Rosana Arquette, Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie, Emma de Caunes y Judith Godrèche, que hablaron con The New York Times y The New Yorker.

El productor fue despedido por el directorio de su compañía, The Weinstein Company, y su mujer, Georgina Chapman, anunció el martes su separación.

"Estoy profundamente devastado, perdí a mi esposa e hijas que es lo que más amo", dijo Weinstein al sitio de chismes, Page Six.

La Academia cinematográfica de Estados Unidos -que nominó más de 300 de sus películas al Oscar, con 81 estatuillas- calificó de "repugnante, aborrecible y antiética" su conducta, al igual que el festival de Cannes y la Academia británica, que lo suspendió.

La prensa informó que Weinstein viajó a un centro de rehabilitación en Arizona para tratar su adicción al sexo y que más temprano su hija llamó al servicio de emergencia 911 para reportar que su padre estaba en estado "suicida y de depresión".

La policía de Los Ángeles confirmó a la AFP que recibió una llamada por un "altercado" que los oficiales determinaron como una "disputa familiar" sin que se hubiera cometido ningún crimen.