Editorial

viernes 17, agosto 2018 • 12:00 am

Acciones concretas hacia el futuro

Compartir

El vehemente llamado de la embajadora estadounidense, Jean Manes, sobre el combate a la corrupción, debe ser escuchado por todos los sectores de la sociedad no solo para ver con indignación y preocupación lo ocurrido en el pasado reciente, sino para que se evite que esto vuelva a ocurrir bajo cualquier otro Gobierno.

“No es suficiente solo decir que ya no se tolerará la corrupción, hay que tomar acciones concretas que garanticen la transparencia de las instituciones”, dijo acertadamente ayer la diplomática norteamericana y esa frase encierra también la preocupación de toda la ciudadanía.

No basta con indignarse o castigar a los responsables de esos delitos, ahora hay que corregir, con leyes y en la práctica para que esto no vuelva a ocurrir. El Salvador debe contar con instituciones fuertes y funcionarios comprometidos en la transparencia y el control de fondos públicos para que no volvamos a ver finiquitos exprés y entidades estatales que no cumplieron con su labor de vigilancia de los bienes del Estado.

La transparencia no es ninguna concesión del Estado o de un partido en el Gobierno, es un derecho ciudadano para exigir que sus recursos limitados se cuiden y se usen correctamente. Los candidatos presidenciales deberían ya estudiar esas acciones concretas y pensar en aplicarlas si llegaran a alcanzar el poder.