Buenos Días

Accidentes y tragedias irremediables

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

jueves 14, diciembre 2017 • 12:00 am

Compartir

Las imágenes de un horrible accidente de tránsito  en los alrededores de La Tiendona eran impresionantes.  El exceso de velocidad pudo haber provocado el accidente que dejó dos muertos y cuatro heridos.

Muchas veces hemos escuchado que El Salvador es uno de los peores países para conducir. Lo decía una encuesta de la aplicación Waze el año pasado. Sencillamente, en el país la inmensa mayoría de conductores no respetamos las leyes de tránsito y somos causantes del caos vehicular del que tanto nos quejamos.

En estas épocas de fiestas navideñas y de fin de año es común que nos alarmemos por los accidentes de tránsito, el “ajolote” de estos días multiplica los descuidos y distracciones. Yo ayer me fijé en un embotellamiento de tráfico de una enorme cantidad de conductores particulares que estaban chateando mientras manejaban. Eso es uno de los problemas más recurrentes.

Parte de los problemas tienen que ver con esa política de “dejar hacer, dejar pasar”. Salvo que sea un policía de tránsito, la inmensa mayoría de agentes se hacen los del ojo pacho cuando son testigos de una infracción, por muy grave que sea.

Si todos los agentes de la Policía Nacional Civil tuvieran la autoridad y la conciencia de que la infracción de la ley de tránsito es un asunto delicado que puede salvar vidas, los salvadoreños muy probablemente manejaríamos mejor, porque nos tocarían el bolsillo. Eso redundaría en menores gastos en accidentes de tránsito o en mayores ingresos para el Estado en el campo de multas. Hay un doble beneficio en esta práctica.

Por nuestra parte, nosotros, los que manejamos, debemos ser más cuidadosos especialmente en estos día que son para pasarlos en familia y no para tragedias irremediables.