La Federación de Cooperativas del Transporte (Fecoatrans) registra que al menos 57 personas han sido asesinadas a manos de las pandillas en el transporte público de pasajeros, durante este año.

Nacionales

57 personas asesinadas en el transporte público este año

Enrique García

viernes 10, noviembre 2017 • 12:01 am

Compartir

La Federación de Cooperativas del Transporte (Fecoatrans) registra que al menos 57 personas han sido asesinadas a manos de las pandillas en el transporte público de pasajeros, durante este año.

Según sus estadísticas, 31 víctimas son motoristas, cobradores y propietarios de las rutas de buses, mientras que 26 son usuarios. Los registros también señalan que 34 personas, entre transportistas y pasajeros, han resultado heridas en 67 ataques armados contra autobuses y microbuses, entre el 1 de enero y el 8 de noviembre de este año.

Los últimos tres meses han sido los más violentos del año, según el gremio de transportistas. La noche del 8 de noviembre, el pasajero Elvis Enrique Rivera Alvarenga, de 40 años, fue atacado cuando se conducía en un autobús de la ruta 111 que se dirigía de San Salvador hacia Ilobasco, en Cabañas.

Según la Policía Nacional Civil, hombres armados que se conducían en un vehículo dispararon en la parada de buses, cercana al Instituto Nacional Walter Thilo Deininger, situada en la antigua carretera Panamericana, juridicción de Cojutepeque, en Cuscatlán.

El hombre fue trasladado con vida al hospital nacional Nuestra Señora de Fátima, donde falleció. Las autoridades desconocen la causa del ataque.

El pasado 6 y 7 de noviembre,  las pandillas cometieron dos ataques criminales contra unidades de la ruta 33-B, que hacen su recorrido del cantón San Roque, de Mejicanos, hacia el Centro de San Salvador.


Las víctimas fueron un motorista y un pasajero que fallecieron al interior de las unidades por heridas con arma de fuego. En ambos casos, la causa oficializada por la Policía son las rencillas entre pandillas.

Según estadísticas de Fecoatrans, en noviembre,  tres trabajadores han muerto a manos de los delicuentes; mientras que en  octubre, fueron dos trabajadores y dos pasajeros en tres ataques.

Septiembre ha sido el más violento para los transportistas, dejando cinco trabajadores y dos usuarios asesinados, además de seis heridos, en 10 ataques a diferentes unidades.

Motoristas de las rutas 108 de San Juan Opico, y la 202 de Ahuachapán, han paralizado labores por temor a perder la vida, ante amenazas de las pandillas que exigen el pago de la “renta” bajo amenazas de muerte.

Según Catalino Miranda, presidente  de Fecoatrans, los ataques contra el transporte público es una táctica de las estructuras criminales para infundir terror, como presión para obtener lo que llaman “renta” o “bono”, al final de cada año.

El dirigente de los transpotistas solicita más seguridad policial y militar, en las unidades, como lo prometió el Presidente Salvador Sánchez Cerén, de disminuir las extorsiones.