Esperan atender a unos 600 pacientes al día, según autoridades del ISSS. / Diego García

Nacionales

3,000 pacientes del ISSS han sustituido fármaco contaminado

Azucena Henríquez

martes 12, febrero 2019 • 12:00 am

Compartir

Unos 3,000 de 100,000 derechohabientes del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), que consumen Irbesartán Sandoz han sustituido el medicamento, ante la alerta emitida por la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) por estar contaminado por Nitrosamina, informó el subdirector de la institución, Ricardo Flores.

El funcionario dijo que el ISSS habilitará por dos meses las instalaciones del Policlínico de Emergencias Pediátricas, antes hotel Siesta, para que los pacientes sean evaluados por cardiólogos y así puedan recibir el medicamento indicado.

“Hacemos un llamado para que los pacientes que aún no se han contactado con la institución lo hagan lo más pronto posible para que reciban el medicamento sustituto y reiteramos el llamado a no suspender el tratamiento de forma abrupta, ya que pone en riesgo su salud”, aseveró Flores.

Agregó que se atenderán a los pacientes en este centro y los demás del país, de 7:30 a.m., a 4:00 p.m., pero antes deben llamar al 2244-4780 o completar el formulario que aparece en la página web, www.isss.gob.sv, para que reciban la fecha y hora de su evaluación.

Asimismo, señalaron que al momento de su evaluación, ya sea en los centros de atención, los diez hospitales o las 290 clínicas a nivel nacional, los pacientes deben entregar el medicamento Irbesartán Sandoz sobrante, así como las recetas repetitivas de color amarillo pendientes para retirar.

El subdirector señaló que para aumentar la capacidad y obtener los datos de un mayor número de pacientes, el centro de llamadas extenderá sus horarios de lunes a viernes de 7:00 a.m., a 6:00 p.m., y los sábado de 7:00 a.m., a 5:00 p.m. También atenderán domingo de 8:00 a.m., a 4:00 p.m.


Algunos pacientes como Rina Santos, de Ayutuxtepeque, y usuaria de la unidad Zacamil, dijeron estar desorientados con el cambio de medicamentos, pues ignoraba que debía entregar las recetas pendientes  y el medicamento. “No comprendo por qué los doctores de tres medicamentos solo me pasaron a dar dos y ya no me dieron astorbastatina, pero en vez de la otra () me dieron Atenolol”, añadió.