Nacionales

12 mitos y verdades sobre la vacunación contra el covid-19 El Ministerio de Salud reportó que las personas que están falleciendo no están vacunadas o no han terminado su esquema de vacunación.

Iliana Cornejo

miércoles 11, agosto 2021 • 4:45 am

Compartir

  1. Mito: la vacuna me insertará un microchip.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha informado que nunca se ha usado microchips para la fabricación de vacunas y que no son parte de las vacunas contra el covid-19. En el caso de la vacuna de Pfizer y Moderna, su ingrediente activo es ARNm modificado, que enseña al sistema inmunológico a detectar la proteína espícula (S). En el caso de la vacuna Coronavac, su principal componente es el Virus SARS-CoV-2 pero inactivo. En cuanto a la vacuna de AstraZeneca, su principal compuesto es un adenovirus, causante del refriado en chimpancés que fue modificado genéticamente para que no pueda desarrollarse y reproducirse en el cuerpo. Y una de las últimas vacunas que llegó a El Salvador fue Sinopharm, cuyo compuesto principal es también el virus causante del covid-19, pero inactivado.

 

  1. Mito: Las vacunas no son confiables porque se hicieron rápido.

La Organización Panamericana de la Salud asegura que todas las vacunas que han sido aprobadas por la OMS y autoridades regulatorias mundialmente reconocidas son confiables y seguras, dado que los respaldan estudios rigurosos que cumplieron con las tres fases de investigación. Medios internacionales señalan que las vacunas fueron probadas en más de 90,000 personas voluntarias en ensayos clínicos y además, hay explicación para su rápido desarrollo, como ejemplo, que la tecnología ARNm ya se había estudiado en otros padecimientos como Zika o el virus sincitial respiratorio, esto, además del financiamiento que apareció debido a la grave situación de la pandemia en 2020.

 

  1. Mito: La vacuna me contagiará el covid-19.

No. Las vacunas cuyo componente principal es el mismo SARS-CoV2 no puede transmitir el virus porque está inactivo. La vacuna tiene como fin enseñarle al sistema inmunológico a detectar y combatir el virus, en este proceso puede producir síntomas que son normales y son signos de que el organismo está generando la protección, según la CDC de Estados Unidos.

 

  1. Mito: Vacunarme me magnetiza.

La CDC de Estados Unidos señala que los componentes de la vacuna no contienen ingredientes que puedan producir un campo electromagnético en la zona de la inyección y que ninguna vacuna contiene metales.

 

  1. Mito: La vacuna modifica mi ADN.

Tanto las vacunas de ARN mensajero como los vectores virales contra el covid-19 no pueden modificar el ADN, porque el material de la vacuna no puede ingresar al núcleo de la célula, que es donde se encuentra nuestro material genético. Su función es enseñarle a nuestro cuerpo a detectar el virus y combatirlo. Así, en el caso del ARNm, después de transmitir las instrucciones al sistema inmunológico, las células lo destruyen y elimina.

 

  1. Mito: La vacuna me protege de inmediato.

No. Para que la protección inicie, la persona debe completar su esquema de vacunación y esto iniciará alrededor de 15 días después, según los informes de las farmacéuticas. La CDC indica que mientras la inmunidad se genera, una persona podría contagiarse de covid-19, por ello también es importante que las personas vacunadas sigan usando mascarilla, lavándose las manos constantemente, mantengan distancia y utilicen alcohol gel.

 

  1. Mito: Si ya me dio covid-19 no debo vacunarme.

Sí, los expertos recomiendan vacunarse, debido que la inmunidad que da el haber sufrido la enfermedad no es permanente. Los científicos siguen estudiando la inmunidad que causa el SARS-CoV2 tanto al contraer el virus, como al vacunarse.

 

  1. Mito: Si me vacuno ya no debo usar mascarilla.

Inicialmente se creyó que las personas vacunadas completamente podían retomar su vida normal sin mascarilla, por ejemplo en Estados Unidos, pero el descubrimiento de nuevas variantes como Delta, ha provocado que las personas con el esquema de vacunación completo siempre mantengan todas las medidas de protección contra la enfermedad, incluyendo el tapabocas.

 

  1. Mito: La vacuna produce infertilidad.

Estudios han señalado que no hay prueba que la vacuna contra el covid-19 produzca infertilidad, e incluso, se recomienda que las mujeres ya embarazadas se vacunen. En El Salvador, las embarazadas deben tener arriba de las 16 semanas, para hacer su cita de vacunación.

 

  1. Verdad: Las vacunas son seguras y efectivas.

Sí. La CDC indica que las vacunas previenen los casos graves de covid-19 y principalmente, evitan la muerte por este virus altamente contagioso.

 

  1. Verdad: Si me vacuno tendré efectos secundarios, pero es normal.

En efecto, algunas personas pueden presentar efectos secundarios leves en los días posteriores a recibir la vacuna contra el covid-19 y las autoridades del Ministerio de Salud han indicados que estos pueden ser dolor de cabeza, escalofríos, dolor en el lugar de punción, fiebre y dolor articular, pero que irán desapareciendo con los días.

 

  1. Verdad: Mi hijo mayor de 12 años puede tener algún efecto secundario leve.

Sí, según la CDC, los adolescentes también pueden tener algunos efectos secundarios al vacunarse y los estudios confirman que las vacunas son seguras y efectivas para los menores. El Salvador aplica las vacunas Moderna y Pfizer, para los mayores de 12 años de edad desde la primera semana de agosto.